Usa Brochas Para Aplicar Tus Sombras.

A menudo, cuando nos maquillamos, dejamos “fronteras” entre las sombras de distintos colores; lo que quiere decir que no difuminamos bien la división entre los tonos de las sombras. Esto hace que el ojo se vea mal maquillado. La mejor manera de evitarlo es usando una brocha gorda de “blush”, para eliminar éstas divisiones cuando acabes de aplicarte la sombra, pásate la brocha muy suavemente por el párpado para dar un acabado uniforme al maquillaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.