Delineadores Compactos para Ojos.

Los delineadores compactos son, básicamente, versiones en polvo y la clave del éxito reside en la humedad que tengan al momento de aplicártelos en tus ojos. Empieza agregando pocas gotas de líquido para un efecto intenso o usa más para un delineado menos fuerte. Pueden llegar a ser difíciles de manejar si aplicas montones de sombra o prebase de ojos. ¡Cuidado!

TIPS:

Nunca des humedad a este tipo de delineadores con saliva… Podrías contagiarse con alguna infección.

Debes usar pinceles o brochas para su correcta aplicación pero, en un caso de emergencia, puedes utilizar los aplicadores de esponja, eso sí, ¡Sólo en casos de emergencia!.

Si se te quiebra, aplícale agua y mezcla hasta formar una pasta compactándolo con un aplicador de esponja o una brocha plana. Quedará como nuevo.

Al igual que cualquier otro producto en polvo, su tiempo de vida es más largo (hasta tres años).

Puedes usar sombras oscuras como delineador, solo debes aplicarlos con una brocha diagonal húmeda o humedecer las sombras, pero para que no eches a perder toda tu sombra de un mismo tono es más recomendable que humedezcas solo la brocha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.