Como Elegir el Tono de tu Rubor y Que Necesitas para Aplicártelo.

Al momento de elegir tu rubor, independientemente del tono que elijas éste deberá ser similar al color que toman tus mejillas cuando te sonrojas, esa es la intensidad máxima del tono que deberás elegir.

El tono que elijas debe resaltar tus rasgos faciales pero no exagerarlos, si tu color de piel es un tanto clara o pálida el rojo puede funcionarte muy bien, puedes incluso hacer la prueba con un color frío como el rosado claro, un dorado o incluso un tono café y después da sobre el tono café un toque rosado; pero si por el contrario tu piel es bronceada, este tono no te favorecerá (el café).

Si tu piel es oscura o trigueña el tono de rubor a utilizar deberá ser más claro, o incluso puedes usar tonos cálidos como canela o naranja, todo dependerá del tono de tu piel, éste es el que te determinará si necesitas un color más claro o más oscuro.

Puedes intentar con el siguiente tip al momento de que elijas tu color de rubor: Cierra uno de tus puños con fuerza durante unos diez segundos, toma como referencia el color que tomen tus dedos para elegir el tono adecuado

Luego de haber elegido el tono correcto de rubor, el siguiente paso es comprar una brocha de calidad para aplicártelo, toma en cuenta que si el precio de la brocha es elevado ésta es una inversión que te durará una eternidad siempre y cuando tú le des el cuido y aseo apropiado,  la mejor alternativa para ésta elección será una brocha que esté diseñada justamente para aplicar el rubor; si decides comprarte una brocha pequeña y barata, el resultado será poco favorecedor ya que  posiblemente las cerdas se salgan de su lugar rápidamente, haciendo que la brocha se deforme y por ende no te brindará el acabado que deseas, además tendrás que volverte a comprar una nueva; éste accesorio cosmético es ideal para difuminar tu rubor y darle un aspecto más natural pues se distribuye mejor el pigmento del rubor e aquí la importancia de una buena elección e inversión.

Luego de elegir la brocha apropiada elije un lugar que tenga una buena iluminación para aplicarte el rubor. Si en casa no tienes un espacio con buena iluminación puedes considerar la opción de invertir en un espejo iluminado de maquillaje (Los encuentras en tiendas en línea de productos de belleza, en el área de belleza de los almacenes e incluso en ferreterías), para que logres identificar la intensidad de rubor que aplicas, así vez con claridad el resultado y evitas que al salir a la luz natural el tono que aplicaste se vea exagerado.

Te recomendamos hacerte el hábito de prepararte antes de iniciar tu sesión de maquillaje como mínimo haciendo los siguientes pasos: Lavándote la cara, aplicándote una crema hidratante si tu piel lo amerita, base de maquillaje, corrector y polvos compactos o sueltos que suelas utilizar, para que no se te corra el rubor pues si te ves en la necesidad de retocártelo podrías conseguir un efecto sobrecargado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.