Aplica las sombras con brochas.

Para que las sombras te duren más aplicátelas con brocha, toma un poco de sombra con la brocha y aplícatela en los ojos con golpecitos suaves, esto ayuda a que se fijen más a la piel y el color sea más notorio, posteriormente difumina los bordes. Y recuerda que cuando usas tonos claros y oscuros en una misma zona, siempre se recomienda tener una brocha para cada intensidad de color (una para tonos claros, otra para tonos oscuros)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.